Belleza

Mascarilla de aloe vera para el pelo

Es sabido que el aloe vera (también conocido como sábila) tiene muchísimos beneficios tanto para la piel como para el pelo, pero no siempre sabemos cómo aprovecharlos.

En este post te quiero enseñar a hacer una mascarilla para el pelo, para que la prepares y la uses en el momento, un sábado a la mañana o cualquier día que tengas un rato libre en casa.

¿Qué necesitás? Solamente una penca (hoja) de aloe vera.

Cómo preparar la mascarilla

Cortamos la penca de la planta y la colocamos en un recipiente con agua (aproximadamente, unos 20 minutos). El agua se va a poner amarillenta, esto es porque la planta expulsa el yodo. Este paso es importante porque el yodo puede irritar la piel o el cuero cabelludo.

Una vez que pasaron los 20 minutos, y el aloe vera terminó de expulsar el yodo, cortamos los bordes y pelamos la parte redondeada de la penca con un cuchillo.

Luego, con una cuchara y sobre un plato u otra base limpia, quitamos toda la pulpa.

Una vez que hayamos quitado toda la pulpa de la penca, la aplastamos con un tenedor (o la procesamos con la minipimer) para que quede un gel. Este gel lo vamos aplicar directamente sobre el cuero cabelludo, masajeando con las yemas de los dedos y, después, a lo largo del pelo. Dejamos que actúe una hora, o el tiempo que podamos tomarnos, y después nos lavamos el pelo, como de costumbre, con shampoo y acondicionador.

Aplicando esta mascarilla con regularidad, no solo vamos a promover el crecimiento del cabello y a fortalecerlo (además de dejarlo mucho más suave y sano), sino que también vamos a ahorrarnos de gastar unos cuantos billetes en productos caros.

Espero que este post les sea de mucha utilidad.  🙂

 

Para más tips de belleza, clic aquí.

Marisol ♡

2 Comentarios

  • Ivón

    Genial!
    Había visto otro método con Aceite de oliva y Aloe, pero a mí no me funcionó porque me dejaba el pelo muy graso.. Voy a probar este método que a parte es mucho más simple y no me va a dejar olor a aceituna en la cabeza jaja
    Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *